CAMPUS LIFE

DESCUBRE TODO LO QUE PASA Y TE INTERESA

5 consejos para estudiar en Navidad Técnicas estudio

5 consejos para estudiar en Navidad

Aunque este año sea una Navidad diferente, esta época del año es la favorita de muchos estudiantes, ya que son las fechas más especiales del año. Vuelta a casa por Navidad, reuniones familiares, regalos, reencuentros con amigos… y muchas cosas más que solo pasan en Navidad.

En esta época del año muchos estudiantes regresan a sus casas porque estudian en otra ciudad o país.

Volver a casa es motivo de alegría, pero los estudiantes saben que durante estas fechas no pueden perder ni un minuto de su tiempo, porque a la vuelta de las navidades viene un mes lleno de estrés, exámenes, agobios y mucha materia que aprender. Por eso, es necesario que los estudiantes aprovechen al máximo las vacaciones de Navidad para preparar los exámenes de enero y obtener excelentes resultados.

En resumen, la Navidad no es solo motivo de fiesta, también es un momento de estudio y concentración.

Es cierto, que durante estas fechas tenemos muchos planes y no queremos faltar a ninguno, por eso es muy importante saber combinar las ganas de estar con nuestros seres queridos y amigos con las tareas de la universidad. Solo necesitas encontrar tiempo para cada cosa, y eso con un poco organización y esfuerzo lo podrás conseguir. Si no sabes por donde empezar a organizarte para poder llegar a todo, lee estos cinco consejos para estudiar en Navidad y no renunciar a nada.

 

Antes de empezar, es muy importante imprimir y preparar todo el material que necesitas para estudiar. Esto te facilitará la tarea. Si todo el material que necesitas lo tienes bien ordenado, clasificado y con fácil acceso, a la hora de ponerte a estudiar ganarás tiempo y serás mucho más productivo.

 

1. Encuentra el lugar adecuado para estudiar

 

A la hora de estudiar es muy importante buscar un lugar con suficiente luz y una temperatura adecuada para concentrarnos en el estudio. Las vacaciones de Navidad suelen ser una época muy movida en muchos hogares con familiares y amigos que van y vienen a casa; por eso, puede ser conveniente buscar una biblioteca u otro lugar donde evitar distracciones.

Deja las redes sociales y otras distracciones a un lado y concéntrate en el estudio. Luego ya tendrás tiempo de disfrutar del ocio.

 

2. Organiza tu tiempo

 

No lo dejes todo para el final. Empieza desde el primer día y verás que ameno se te hará el estudio. Para mantener un orden durante estas fechas es conveniente que elabores un calendario y un horario de estudio para cumplirlo día a día, y de este modo, ser más productivo y constante. Sé realista con la planificación que hagas y no dejes las materias más costosas para el final: reparte bien las tareas y el tiempo para cada una de ellas.

 

3. Mantén la constancia

 

Es verdad, que durante estas fechas tenemos muchos planes más entretenidos que estar estudiando, pero dejar lo que puedes hacer hoy para mañana te puede causar un estrés innecesario. Comprométete con plan que te has marcado y no dejes que nada te haga salirte de él. De esta manera, disfrutarás más de las reuniones familiares y los reencuentros con amigos porque sabes que las tareas de la universidad las llevas al día.

 

4. Conoce bien cada asignatura

 

Cada asignatura es diferente, por eso es importante que conozcas muy bien como va a ser el examen de cada una de ellas. El examen puede que sea teórico, práctico, tipo test o de desarrollo, por ello, dependiendo del tipo de examen que sea, tu forma de estudiar variará. También es muy importante que compruebes todos los apuntes que has ido anotando durante las clases para ver que no te falta nada y que tienes todo el temario necesario para afrontar la prueba final.

 

5. Date algún capricho

 

Estudiar en estas fechas cuesta mucho, por eso es importante que tengas alicientes o pequeñas recompensas al finalizar cada jornada de estudio. Una buena merienda con amigos, una taza de chocolate caliente o una tarde de películas navideñas pueden ser las recompensas perfectas para olvidarte un rato de la universidad. De esta forma se te hará mucho más ameno habituarte al estudio, ya que sabes que al finalizar la jornada te espera algo muy especial o sabroso.

Y por último, no olvides descansar las horas necesarias para que tu cuerpo responda como tú esperas y poder rendir durante el día.