Uso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de Cookies ACEPTAR

CAMPUS LIFE

DESCUBRE TODO LO QUE PASA Y TE INTERESA

Murcia en 5 rutas Magazine

Murcia en 5 rutas

Murcia goza de buen tiempo en casi todas las épocas del año, por lo que cualquier momento es estupendo para hacer alguna ruta y dejarte atrapar por sus encantos. Aprovechando los días de descanso de Semana Santa te puedes aventurar en alguna de estas 5 rutas para conocer esta región. Su localización geográfica permite disfrutar de actividades de costa y montaña indistintamente, con las que desconectar, hacer deporte y recargar las pilas para los exámenes finales y la vuelta a la rutina. 

Barrancos de Gebas

Es uno de los ocho paisajes protegidos que hay en la región de Murcia. Se trata de una composición de badlands o tierras baldías, con este concepto se designa los paisajes o regiones accidentadas e inhóspitas de masas rocosas, que son modeladas con formas y colinas, que apenas tienen vegetación y están separadas por valles que parecen laberintos o barrancos.

El paisaje de esta ruta se conoce popularmente como “paisaje lunar” y lo más espectacular de ello son los increíbles barrancos. Sin duda, uno de los lugares más espectaculares para contemplar en Murcia. 

Parque Natural de Calblanque

Este enclave cuenta con una diversidad de ambientes que confluyen en él como pinares de pino carrasco, arenales, calas, acantilados oscuros o dunas fósiles.

Este parque, en el que está restringido el acceso en coche, es conveniente visitarlo a las primeras horas de la mañana porque las temperaturas son muy elevadas. Te permite pasear por la playa con arenas brillantes o por los senderos, adentrándote en el medio de la naturaleza y consiguiendo relajarte y desconectar. Además, para los amantes de los animales, este parque es un hábitat muy importante para una gran variedad de aves como los flamencos. 

Cejo de los enamorados

Este sendero, ubicado en la Sierra de la Peña Rubia, es mágico por su leyenda. Bajo los muros del Castillo se encuentra una pequeña balsa cuadrada construida con grandes sillares que cuentan que está encantada. En concreto, cuentan la historia de amor entre una princesa cristiana y un caballero musulmán. Ante los conflictos entre ambas religiones y las negativas de las familias, esta pareja se veía al atardecer en las afueras del castillo. Una noche la guardia del castillo los descubrió y el caballero musulmán huyó hasta que fue alcanzado a la altura del Cejo y se despeñó. Al llegar la princesa y ver lo que había se lanzó al vacío sobre el cuerpo de su enamorado.

Desde el lugar en el que cayeron sus cuerpos brota un manantial conocido como la fuente del Cejo y se dice que quién bebe de sus aguas es encantado con el hechizo del amor.

Durante esta ruta que empieza en Castillo de Lorca se van atravesando distintos barrancos hasta llegar al Cejo. Además, se atraviesa el trazado de la Vía Augusta, una de las calzadas romanas más importante del mediterráneo.

El Valle de Ricote

Si te apasiona el mundo árabe puedes adentrarte en una ruta por este valle nutrido por las aguas del río Segura, en el que las tonalidades de sus tierras, las costumbres, la historia, las técnicas de cultivo y las palmeras te hacen viajar hasta Marruecos.

Entre los pueblos que componen el valle están: Ulea con tejados irregulares y su iglesia de dos torres. Las vistas de las montañas son increíbles; Ojós, conocido por sus casas nobles y su iglesia mudéjar; Ricote, que da nombre al valle, así como Archena, conocido por las aguas de su famoso balneario.

Calas de Bolnuevo y Punta de Calnegre

Si eres más de costa puedes dejarte atrapar por sus calas con un perfil quebrado y montañoso.

En concreto, entre el Puerto de Mazarrón y Águilas se encuentra el trozo de costa más virgen en el que el viento a moldeado formas alucinantes en la ciudad de Bolnuevo.

Por otro lado, en Punta de Calnegre se puede disfrutar de una paisaje casi africado y solitario. Esta ruta llena de piedras se puede hacer en coche, aunque es muy lenta y en más de una ocasión el coche puede sufrir, sin embargo, disfrutar de estas vistas es algo impresionante.

ÚLTIMAS NOTICIAS

CÁDIZ EN 5 RUTAS

ABRIL 2019

CÁDIZ EN 5 RUTAS

Magazine
CASTELLÓN EN 5 RUTAS

MARZO 2019

CASTELLÓN EN 5 RUTAS

Magazine