Uso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de Cookies ACEPTAR

CAMPUS LIFE

DESCUBRE TODO LO QUE PASA Y TE INTERESA

Cosas que aprenderás en la universidad, a parte de los conocimientos académicos Magazine

Cosas que aprenderás en la universidad, a parte de los conocimientos académicos

Si no es tu primer año en la universidad es probable que ya te hayas dado cuenta, pero cuando empiezas esta etapa de tu vida aprendes mucho más que conocimientos académicos. Desde lo necesario para cruzar esta fase de tu vida a cosas esenciales para tu futuro inmediato después de la universidad.

En los procesos de matriculación previos a tus años universitarios es probable que te hayas informado y pienses que tienes una noción clara de lo que vas a aprender los próximos cursos. Sin embargo, este camino académico tendrá distintas fases y por eso desde las Residencias de Estudiantes Campus vamos a contártelo para que estés preparado.

Los tres imprescindibles de la universidad

Busca tu propio hueco

Estos años son los primeros en tu vida profesional por lo que necesitar ir haciéndote un hueco en tu entorno laboral. Si tienes una buena actitud, predisposición, inquietudes y te rodeas de gente que sume a tu andadura, estarás en el camino de las oportunidades.

Con una buena actitud hacia tu nueva etapa y con ilusión por conseguir lo que te propongas puede que más de una oportunidad te llegue. Hacer buenos contactos en estos años, aunque ahora no lo pienses, te servirá para tu futuro. Nunca sabes en qué momento de tu vida vas a volver a coincidir con una persona o si necesitarás su ayuda para alcanzar un objetivo.

Las acciones propias del día a día que conlleva vivir en una residencia te servirá para desarrollar habilidades esenciales para valerte por ti mismo.

¿Hasta dónde puedes llegar?

Es probable que pienses que ya has dado lo máximo de ti en algún punto de tu vida. Pero la universidad te llevará a saber cómo explotar tus límites a extremos inimaginables y no solo en lo que a trabajos y a estudios se refiere.

Al empezar la universidad puede que ya estés viendo lo que realmente te gusta y lo que quieres conseguir en la vida y puede que sea más de lo que te imaginabas antes. En esta etapa de tu vida podrás poner en duda cada decisión, cuestionarte todo lo que hacer y así ver hasta dónde puedes llegar.

Tus límites también los puedes conocer tomando decisiones que unas veces podrás meditar y otras tendrás que tomar de improvisto.

Vivir y estudiar en una nueva ciudad te enseñará también a saber manejar distintas opciones para luego quedarte con la que más te convenga. Conocerte a fondo te permitirá saber lo que te motiva y lo que no, lo que te hace más productivo o simplemente aquello que no te aporta.

Aprecia lo que tienes

Hasta ahora es probable que hayas compartido gran parte de tu tiempo con familia y amigos que te conocen desde hace años. Pero ahora en la aventura en la residencia compartirás tu vida con personas de diferentes estilos, por lo que te ayudará a seguir creciendo como persona.

Apreciar más el valor de las personas te ayudará a entender también el valor de las cosas. Cuida lo que tienes porque así te durará más tiempo y no tendrás que invertir en renovarlo. Pero no te preocupes, al ver que tienes que hacer distintas tareas por tus propios medios encontrarás las habilidades para resolverlas con mayor facilidad.

Por último, ahora que empiezas a ser independiente necesitas conocer la importancia del ahorro. En la universidad aprenderás a estar preparado ante cualquier imprevisto y entenderás que ahorrar, ser organizado y coherente con tus posibilidades te salvará en cualquier momento. Y recuerda, desde las Residencias de Estudiantes Campus queremos animaros a valorar el momento. Saber considerar cada momento te hará disfrutar con mayor facilidad de cada rato libre y aprovecharlo en hacer aquello que más te apasiona, ya sea en compañía o en solitario. Disfruta el presente.