902 400 477

Consejos de concentración para el estudio

Existen factores externos e internos que nos dificultan el tener una buena concentración en el estudio. Por eso te traemos una lista de consejos que pueden resultarte muy útiles en fechas cercanas a algún examen.

¿Qué necesitas para rendir en tus horas de estudio?

Como primer paso, debes localizar el espacio más apropiado donde puedas desarrollar tus horas de estudio. Es importante que haya silencio para facilitar tu concentración, además de contar con una silla cómoda para evitar dolores de espalda o malas posturas. Procura evitar tener cerca aparatos eléctricos que puedan distraerte.

Antes de comenzar a estudiar es necesario que tengas todos los materiales necesarios listos en tu zona de estudio, ya que, si tienes que levantarte a por ellos durante la sesión, te distraerás y perderás la concentración.

Hay personas a las que les beneficia el hecho de estudiar en compañía. Si es tu caso, asegúrate de elegir a alguien que vaya a tomarse el estudio tan en serio como tú. Y si, además, controla el temario mejor, incluso podrá ayudarte a comprender y asimilar la materia.

Planificar tus descansos te ayudará a rendir mejor durante el tiempo que le dediques al estudio. Puedes ayudarte de alarmas para llevarlos a cabo, pero procura que no excedan de quince minutos o te costará volver a rendir.
Muchos estudiantes recurren al café o a las bebidas energéticas (como Monster o Red-Bull) para aumentar su energía y concentración. En caso de que lo necesites, elige aquella que te ayude a rendir mejor durante las horas que le dediques al estudio. Si aun así no encuentras ninguna a tu gusto, siempre puedes seguir una serie de pautas para mantenerte activo y evitar que el cansancio se apodere de ti. Desde escuchar música hasta mover los pies por debajo del escritorio. Y, por descontado, no olvides comer bien.

Hay quien prefiere utilizar colores en los textos a la hora de estudiar. La separación de diferentes informaciones en distintos colores puede favorecerte a la hora de memorizar los datos.

Además, si tienes diferentes exámenes, es aconsejable que dividas tu tiempo de forma coherente. Es decir, en cada asignatura emplearás un tiempo determinado. Sé realista y reparte tu tiempo según tus necesidades, y no mezcles diferentes temas en un corto periodo de tiempo. Por ejemplo, lo ideal es centrarte por las mañanas en una asignatura y, por la tarde, en otra.

Un aspecto muy importante es la confianza que tengas en tus conocimientos y esfuerzo. Motívate siendo consciente de todo el trabajo que has realizado para preparar tus exámenes y piensa que lo harás bien.

Por último, no dejes la preparación de un examen para el día de antes o solo conseguirás una mezcla de ideas que no interiorizarás.

Ya sabes que la clave del éxito es el esfuerzo y la constancia. ¡Mucha suerte!

 

  • Vote el artículo

Comentar este artículo


* rellenar estos campos es obligatorio.

Campus agenda

DICIEMBRE 2017
LuMaMiJuViSaDo
    123
45678910
11121314
15
1617
18192021222324
25262728293031
guía del estudiante

Esta web utiliza cookies propias o de terceros. Al continuar con la navegación usted acepta el uso que hacemos de ellas. Si lo desea puede modificar sus preferencias en su navegador.×